Pedro Normande a Floridablanca,

Petersburgo, 16 de Febrero de 1787

Excmo. Señor:

Necesitando los Chinos de las Peleterias que les llevaban los rusos a trueque de las sedas con que se visten los Siberienses, y otras mercaderias, ha confiado largo tiempo la Rusia en que esta conveniencia reciproca precisaba el restablecimiento del Comercio entre los dos Imperios, que está interrumpido como sabe V.E. quatro años hace. Por este no ha discontinuado la Rusia en negociar ya con tono altivo, amenazando de apoderarse de las orillas del Amor para abrirse por aquel rio una navegacion hasta el Kamtchatka, ya baxando de punto con promesas de executar exactamente la letra de los Tratados con tal quese suprimiese en ellos aquello que es concompatible con la constitucion de esta Potencia desde que Catalina 2a ha modificado el Código de las leyes.

Se ha visto que a pesar de esto los Chinos se mantienen altivos y desdeñosos, y se ha sabido ultimamente que hallaban modo de procurarse por otras manos las peleterias que les iban de Rusia.

Desde luego, asi que se supo la expedicion puesta al mando de Mr. de la Peyrouse, se pensó aqui y lo escribi a V.E. que la Corte de Francia tenia algun proyecto de establecimiento relativo a dicho Comercio. Propusieron algunos de los Ministros de esta Soberana que se enviasen dos de sus Fragatas siguiendo la derrota de los Franceses; pero el ministro de Marina se opuso por entonces y el pensamiento no se verificó.

Despues vino la noticia de un navio inglés, que habiendo recogido un cargamento de pieles en las costas de America que miran a Kamtchatka y son una continuacion de las de California, lo fue a vender en China, con una ganancia inmensa.

Este hecho volvió a despertar la atencion de este Gabinete, ocultando, sin embargo, que le causase la menor inquietud y al salir la Emperatriz para su viaje (de Cherson) dexó aqui la orden de disponer una escuadra de cuatro buques de guerra para enviarla a Kamchatka, cuyo mando dixo que destinaba al Señor Moloski, Capitan de navio e hijo natural del conde Jwan Czernicheff, Ministro de Marina, echando ahora mano de este oficial en lugar de otro que habia señalado antes S.M.I. y en quien no queria dicho Ministro que recayese esta importante comision.

Dispuso igualmente S.M.I. que un Profesor de la Academia nombrado Mr. Pallas diese al Sr. Moloski todas las instrucciones que pudiese necesitar, a fin de asegurar en lo posible el exito, y concertado el plan entre los dos lo propusieron a S.M. Imperial.

A este efecto han tenido sus juntas secretas en el Almirantazgo, y un Secretario de Gabinete de la Emperatriz está haciendo al mismo tiempo un genero de manifiesto, con el qual, el plan y los mapas, va el Sr. Moloski a salir para Kiovia, llevandolo todo a la aprobacion de su Soberana.

Sin embargo del juramento hecho para el Secreto por todos los que intervienen en este arreglo, he podido saber que se propone a la Emperatriz de declarar propiedad suya todo el terreno del Continente de America desde la costa que mira a Kamtchatka hasta cerca de la Bahia de Hudson por una parte, y hasta el monte de San Elias por otra, siendo solo hasta que ellos dos puntos hasta donde han ido las expediciones de los Ingleses y de los Españoles, segun su parecer, y constando que los pueblos de esta otra parte han sido descubiertos por los Rusos y que algunos de ellos les pagan tributo.

Que dispuesto este manifiesto se comunique a todas las potencias de Europa, declarando que el fin de la expedicion que se hace es de asegurar dichas posesiones y defenderlas contra qualquiera que se quisiese establecer en ellas.

La expedicion se compondrá como he escrito a V.E. de dos fragatas y dos transportes que saldrán de aqui en Septiembre de este año, irán a Inglaterra, en uno de cuyos puertos se quedaraán hasta Febrero, y luego continuarán por el Cabo de Buena Esperanza, procurando juntarse con las otras dos fragatas que deben estar en Ochotskoy con Mr. Billing.

Puede V.E. contar con la certeza de estos avisos, disponiendo lo que conviniere en el supuesto de que no dudo que el todo o lo mas del plan se aprobará.

Dios guarde a V.E. muchos años como deseo.

Excmo. Sr.

B.L.M. de V.E. su mas reconocido rendido servidor.

Pedro Normande.

Excmo. Sr. Conde de Floridablanca.

 

Text courtesy of the Archivo Histórico Nacional (Madrid), Estado, legajo 4289.   English Translation

Updated: June 5, 2018